Inicio / Mentes Brillantes / Jane Goodall, una vida dedicada a celebrar la vida

Jane Goodall, una vida dedicada a celebrar la vida

Jane Goodall

Dame Jane Morris Goodall (Londres, 3 de abril de 1934, con el nombre de Valerie Jane Morris Goodall) es una primatóloga, etóloga, antropóloga y mensajera de la paz de la ONU inglesa. Se le considera la mayor experta en chimpancés, y es conocida por su estudio de cincuenta y cinco años de duración sobre las interacciones sociales y familiares de los chimpancés salvajes en el Parque Nacional Gombe Stream en Tanzania. Es la fundadora del Instituto Jane Goodall y el programa Roots & Shoots (Raíces y Brotes). Ha trabajado extensivamente en asuntos de conservación y bienestar animal. Pertenece al comité del Proyecto de los Derechos Humanos desde su fundación en 1996.

Biografía

Valerie nació en Londres, en 1934. Sus padres fueron Mortimer Herbert Morris-Goodall, un hombre de negocios, y Margaret Myfanwe Joseph, una novelista que escribía bajo el seudónimo Vanne Morris-Goodall. De niña, recibió de regalo un juguete realista de chimpancé al que su padre nombró Jubilee; su cariño al juguete fue el inicio de su amor a los animales. A la fecha, el juguete se encuentra en su vestidor en Londres. Ella escribió en su libro, Reason for Hope (Motivo de esperanzas): «Las amistades de mi madre se horrorizaban con este juguete, pensando que me asustaría y me causaría pesadillas». Goodall tiene una hermana, Judith, con quien comparte la fecha de su nacimiento aunque entre ellas hay una diferencia de cuatro años de edad.

Africa

Goodall siempre ha sido una apasionada de los animales y África, lo cual la llevó a la granja de un amigo suyo en las tierras altas de Kenia en 1957. Allí consiguió trabajo de secretaria y siguiendo el consejo de su amigo llamó por teléfono al paleontólogo y arqueólogo keniano, Louis Leakey, para concertar una cita para discutir de animales. Leakey, que creía que el estudio de los grandes simios podría dar indicaciones de la conducta de los primeros homínidos, estaba en busca de un investigador de chimpancés, aunque esta idea la guardó para sí mismo. En vez de lo anterior, propuso a Goodall que trabajara para él como secretaria. Después de que su esposa Mary Leakey aprobara, Louis mandó a Goodall a la Garganta de Olduvai en Tanzania, donde puso en marcha sus planes.

En 1958, Leakey envió a Goodall a Londres para estudiar la conducta de los primates con Osman Hill y anatomía de los primates con John Napier. Leakey recaudó fondos y el 14 de julio de 1960, Goodall fue al Parque nacional Gombe Stream, convirtiéndose en la primera de Las Trimates. Su madre la acompañó –su presencia era necesaria para satisfacer los requerimientos de David Antsey, jefe de los guardianes, quien estaba preocupado por su seguridad– Tanzania era Tanganica en ese tiempo y era un protectorado británico.

Leakey consiguió los fondos y en 1962, mandó a Goodall, quien no tenía título universitario, a la Universidad de Cambridge donde obtuvo un doctorado (PhD) en etología. Fue la octava persona a la que se le permitió estudiar un doctorado sin contar con una licenciatura previa. Defendió su tesis en 1965 bajo la tutela de Robert Hinde, antes maestro de St. John’s College, Cambridge, titulada «Comportamiento del chimpancé en libertad», detallando los primeros cinco años de su estudio en la Reserva Gombe.

Vida Personal

Goodall ha estado casada dos veces. El 28 de marzo de 1964 se casó con un noble holandés, el barón Hugo van Lawick, fotógrafo de vida silvestre, en la Chelsea Old Church, Londres, y ella se hizo conocida con el nombre de baronesa Jane van Lawick-Goodall durante su matrimonio. La pareja tuvo un hijo, Hugo Eric Louis (nacido en 1967); y se divorció en 1974. El siguiente año se casó con Derek Bryceson (un miembro del parlamento de Tanzania y director de sus parques nacionales); quien murió de cáncer en octubre de 1980. Con su posición en el gobierno de Tanzania como cabeza del sistema de parques nacionales, Bryceson fue capaz de proteger la investigación de Goodall e implementar una prohibición al turismo en Gombe mientras estuvo vivo.

Al ser preguntada si creía en Dios, Goodall dijo en septiembre del 2010: «No tengo idea de quién o qué es Dios. Pero sí creo en un poder espiritual mayor. Lo siento en particular, cuando estoy en la naturaleza. Es algo que es más grande y más fuerte que yo o cualquiera. Lo siento. Eso es suficiente para mí.»

Vida Profesional

Investigación en el Parque nacional Gombe Stream

Goodall es conocida por sus estudios sobre la vida social y familiar de los chimpancés. Empezó a estudiar en la comunidad de chimpancésde Kasakela, en el Parque nacional Gombe Stream, Tanzania, en 1960. Sin un trasfondo universitario que influenciaría su investigación, Goodall observó cosas que las estrictas doctrinas científicas habrían pasado por alto. En vez de numerar a los chimpancés que observaba, les daba nombres como Fifi y David Greybeard, y notó que tenían personalidades únicas e individuales, una idea no convencional en ese tiempo. Descubrió que, «no solamente los seres humanos tienen personalidad, y son capaces de tener pensamiento racional y emociones como alegría y tristeza». Además observó conductas como abrazos, besos, palmadas en las espalda e incluso cosquillas que nosotros consideramos como acciones «humanas». Goodall insiste que estos gestos son evidencia de «las relaciones afectivas, cercanas y de apoyo que se establecen entre miembros de la familia y otros individuos dentro de una comunidad, que puede tener una esperanza de vida de más de 50 años». Estos hallazgos sugieren que las similitudes entre humanos y chimpancés no solo son genéticas sino que pueden ser vistas en las emociones, inteligencia y relaciones familiares y sociales.

La investigación de Goodall en Gombe Stream es reconocida en la comunidad científica por contradecir dos creencias muy arraigadas en aquel entonces: que solamente los humanos podían crear y utilizar herramientas, y que los chimpancés eran vegetarianos. Observando a un chimpancé alimentarse de un termitero, pudo apreciar que éste colocaba repetidamente tallos de pasto en los hoyos del montículo y los removía cubiertos de termitas, «pescando» termitas efectivamente. Los simios también tomaban ramitas de los árboles y les removían las hojas, para hacerlas más efectivas, una manera de modificar objetos, lo que es el inicio rudimentario de la construcción de herramientas. Los humanos se habían distinguido a sí mismos del resto del reino animal como «Hombre, el creador de herramientas» por mucho tiempo. En respuesta a los hallazgos revolucionarios de Goodall, Louis Leakey escribió: “Ahora, debemos de redefinir al hombre, redefinir a las herramientas o aceptar a los chimpancés como humanos!”.

En contraste a las conductas cariñosas y pacíficas que observó, Goodall también encontró el lado agresivo de la naturaleza de los chimpancés en Gombe Stream. Descubrió que estos animales hieren y cazan a primates más pequeños como monos colobos sistemáticamente. Goodall observó a un grupo de caza aislar un colobo en la parte alta de un árbol y bloquear todas las posibles salidas, y después a un chimpancé trepar, capturar y matar al colobo.

Entonces, los otros tomaron cada uno una parte del cadáver, y lo compartieron con los miembros restantes de la tropa en respuesta a conductas de ruego. Los chimpancés de Gombe matan y devoran hasta a un tercio de la población de colobos en el parque cada año. Esto por su propia cuenta fue un descubrimiento mayor que desafió las concepciones previas de la conducta y dieta de los chimpancés.

Pero, tal vez aún más alarmante y perturbadora, era la tendencia a la agresión y violencia dentro de los grupos de chimpancés. Goodall observó a hembras dominantes matar deliberadamente a hembras más jóvenes en el grupo para mantener su dominancia, a veces llegando al canibalismo. Ella comenta de esta revelación:

«Durante los primeros diez años del estudio había creído […] que los chimpancés de Gombe eran, en su mayor parte, más agradables que los seres humanos. […] Después hallamos que los chimpancés pueden ser brutales— que ellos, como nosotros, tenían un lado oscuro en su naturaleza».

Goodall describió la Guerra Chimpancé de Gombe ocurrida en 1974-1978 en sus memorias, A través de una ventana: mis treinta años con los chimpancés de Gombe. Sus descubrimientos revolucionaron el conocimiento contemporáneo de la conducta del chimpancé, y fueron evidencia de las similitudes sociales entre chimpancés y humanos, aunque en una manera mucho más oscura.

Goodall también se diferenció de las convenciones tradicionales nombrando a los animales en sus estudios en vez de asignar un número a cada uno. La numeración era una práctica casi universal en ese tiempo y se creía que era importante para eliminar el propio apego emocional al objeto estudiado. Esto le permitió desarrollar una conexión cercana con los chimpancés y a convertirse en el único ser humano aceptado en una sociedad de chimpancés hasta la fecha. Ella fue el miembro con menor estatus de una tropa por un periodo de veintidós meses. Algunos de los chimpancés que Goodall nombró en sus años en Gombe fueron:

  • David Greybeard, un macho con mentón gris, que fue el primero en abrirse a Goodall.
  • Goliath, un amigo de David Greybeard, originalmente el macho alfa, nombrado así por su naturaleza audaz.
  • Mike, quien utilizando su astucia e improvisación desplazó a Goliath y se convirtió en macho alfa.
  • Humphrey, un macho alto y bravucón.
  • Gigi, una hembra grande y estéril quien se regocijaba en ser la “tía” de cualquier joven chimpancé o humano.
  • Mr. McGregor, macho mayor y beligerante.
  • Flo, una hembra maternal y con estatus alto, de nariz bulbosa y orejas rasgadas, y sus hijos: Figan, Faben, Freud, Fifi, y Flint.
  • Frodo, El segundo hijo mayor de Fifi, un macho agresivo que atacaba frecuentemente a Jane y que en última instancia, la forzó a dejar el grupo cuando se convirtió en el macho alfa.

Instituto Jane Goodall

En 1977, Goodall estableció el Instituto Jane Goodall (IJG), el cual apoya a la investigación de Gombe, y del cual ella es la líder global, en un esfuerzo por proteger a los chimpancés y a sus hábitats. Con diecinueve oficinas alrededor del mundo, el IJG es altamente reconocido por sus programas de conservación y desarrollo en África, innovadores y centrados en la comunidad. Su programa global para la juventud, Roots & Shoots (Raíces y Brotes) se inició en 1991 cuando un grupo de dieciséis adolescentes locales se reunieron con ella en su porche trasero, en Dar es Salaam, Tanzania. Ellos estaban ansiosos por discutir una variedad de problemas de los que sabían por experiencia y que les causaban gran preocupación. La organización ahora tiene más de diez mil grupos en más de cien países.

Debido a la excesiva cantidad de notas escritas a mano, fotografías e información apilándose en el hogar de Jane en Dar es Salaam a mediados de los 90, el Instituto Jane Goodall para el Estudio de los Primates fue creado en la Universidad de Minnesota, para organizar y almacenar esta información. Actualmente los archivos de información originales de Jane Goodall residen ahí y han sido digitalizados, analizados y ubicados en una base de datos en línea.

El 17 de marzo de 2011, el portavoz de la Universidad de Duke Karl Bates anunció que los archivos se moverían a Duke, bajo la supervsión de Anne E. Pusey, la directora de antropología evolutiva de Duke, Pusey quien administraba los archivos en Minessota y trabajaba con Goodall en Tanzania había trabajado en Duke por un año.

Hoy en día, Goodall dedica virtualmente todo su tiempo a la defensa de los chimpancés y su ambiente, viajando casi trescientos días al año Goodall también es un miembro del consejo del santuario de chimpancés más grande fuera de África, Save the Chimps (Salven a los Chimpancés) en Fort Pierce, Florida.

Activismo

Goodall es la expresidenta de Advocates for Animals (Defensores de Animales), una organización que se opone al uso de animales en investigación médica, zoológicos, granjas y deportes, cuya base está en Edinburgo, Escocia.

Goodall es vegetariana, ella propugna esta dieta por motivos éticos, ambientales y de salud. En El mundo interior de los animales de granja, Goodall escribe que los animales de granja son «mucho más conscientes e inteligentes de lo que nunca imaginamos y, a pesar de haber sido criados como esclavos domésticos, son seres individuales en derecho propio. Como tales, merecen nuestro respeto. Y nuestra ayuda. ¿Quién alegará por ellos si nosotros nos quedamos en silencio?» Goodall también ha dicho: «Miles de personas que dicen “amar” a los animales, se sientan una o dos veces al día a disfrutar la carne de criaturas que han sido tratadas con muy poco respeto y gentileza solamente para crear más carne».

En abril de 2008, Goodall dio una cátedra titulada “Motivo de esperanza” en el Instituto Joan B. Kroc de Universidad de San Diego para la Serie de Cátedras para la Paz y Justicia.

Controvertidamente, en mayo de 2008, Goodall describió el nuevo recinto para primates del Zoológico de Edimburgo como unas “maravillosas instalaciones” donde los monos “probablemente se encuentran mejor [que aquellos] en la naturaleza en áreas como Budongo, donde uno de cada seis queda atrapado en trampas de alambre y en países como el Congo, donde los chimpancés, monos y gorilas son cazados para comercializarlos como alimento.” Esto generó un conflicto con la visión de Advocates for Animals sobre los animales cautivos. En junio de 2008 Goodall confirmó haber renunciado a la presidencia de la organización, la cual había llevado desde 1998, refiriéndose a su agenda apretada y explicando “no tengo tiempo para ellos”

Goodall es madrina de eventos de caridad centrados en el crecimiento sostenible de la población Population Matters, y actualmente es embajadora de Disney nature.

En 2011, Goodall apadrinó al grupo de protección animal australiano, Voiceless, The Animal Protection Institute (Sin voz, el Instituto de Protección Animal). “Por décadas he sentido preocupación por la granja, en parte por el tremendo daño que se inflige al medio ambiente, pero también por la impactante crueldad perpetuada en millones de seres sensibles.”

En 2012 Goodall tomó el rol de retadora en el Desafío de Participación en la Conservación con la Escuela DO, antes conocida como Academia D&F. Trabajó con un grupo de aspirantes a emprendedor social para crear un taller que pusiera en contacto a gente joven con la conservación de la biodiversidad, y para atacar el problema percibido de la falta de consciencia global en el tema.

En 2014 Goodall escribió a ejecutivos de Air France criticando el continuo transporte de monos hacia laboratorios perpetrado por la aerolínea. Goodall dijo que esta práctica era “cruel” y “traumática” para los monos involucrados. El mismo año, Goodall también escribió a los Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health o NIH) criticando los experimentos de privación maternal realizados en monos bebé en los laboratorios de los mismos.

Antes de las elecciones generales del Reino Unido de 2015, ella era una de varias celebridades que aprobaban la candidatura parlamentaria de Caroline Lucas del Partido Verde de Inglaterra y Gales.

Goodall critica la caza de zorro y fue una de las más de 20 personas famosas que firmaron una carta a los miembros del parlamento en 2015 para oponerse al plan del primer ministro conservador David Cameron que buscaba enmendar el Acta de Caza de 2004 que la prohibía.

Fuente: Wikipedia

Ver También

Temario de Pruebas Globales 1° Semestre

Compartimos con toda nuestra comunidad, los temarios para las Pruebas Globales correspondientes al 1° Semestre. …