Inicio / 2014 / La Importancia del Agua

La Importancia del Agua

El agua debe ser quizá el elemento más importante para la vida. Está sustancia está hecha por una molécula formada por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno (H2O). El agua es esencial para la supervivencia de cualquier especie. Por ejemplo, si dejamos de comer podemos estar semanas y hasta meses sin hacerlo, pero si dejamos de tomar agua, no podremos mantenernos vivos más allá de 3 a 4 días. Es por esta razón que abordaremos las propiedades del agua, y veremos por qué es de tal relevancia, sus distintos usos y algunos problemas relacionados en la actualidad con su consumo.

El agua es un elemento que puede encontrarse en estado líquido, pero también de forma sólida, como hielo y en forma gaseosa como vapor. El agua cubre el 71% de la superficie de la corteza terrestre de nuestro planeta y está localizada en su mayoría, en los océanos, concentrándose el 96,5% del agua total, el resto está en los glaciares, los depósitos subterráneos, entre otras zonas y formaciones como lagos, ríos, atmósfera y seres vivos. Este elemento es indispensable y escaso, es decir va disminuyendo su cantidad, de ahí que sea necesario cuidarle lo mejor posible.

Sus distintos usos

El agua tiene variados usos. Es fuente de vida, sin ella no pueden vivir los animales, los seres humanos ni las plantas y todos los seres vivos. Es de carácter indispensable, ya vimos que no podemos estar muchos días sin beberla. El ser humano consume agua potable, que significa que es limpia, no tiene desechos, aunque la mayor parte de la que tomamos desde nuestras casas, oficinas u otros lugares urbanos, tiene cloro, que puede ser un componente dañino en el largo plazo. También es dulce, puesto que el agua salada, por ejemplo, la de mar, no puede ser consumida, por el alto grado de sales que tiene. Sin embargo, existen labores de purificación para hacerla bebible.

El agua también se usa de manera doméstica, para lavar prendas, regar, cocinar, entre otras cosas similares. Es un gran aliado de la limpieza. Otro de sus usos es el agrícola. En la agricultura, se ocupa para regar los campos, las verduras y frutas. Se estima que cerca del 70% del agua dulce es para labores agrícolas. El 20% se usa para labores de refrigeración, transporte y disolución de sustancias químicas, y el sólo el 10% restante para uso doméstico, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). En la ganadería se utiliza para darles de beber a los animales y para criar peces y otros seres que viven en el agua, en la acuicultura. El agua se usa como base para la creación de todo tipo de bebidas, líquidos, jugos y aguas comerciales.

Beneficios

El agua es un recurso escaso, en especial cuando hablamos de agua potable. Se dice que las guerras del futuro serán por agua. Su importancia es tal, que el 29 de julio de 2010 La Asamblea General de Naciones Unidas, aprobó una resolución que reconoce al agua potable y al saneamiento básico “como derecho humano esencial para el pleno disfrute de la vida y de todos los derechos humanos”. Además en relación a los países en vía de desarrollo, como Chile, la FAO ha señalado que estima, que para el año 2030, estos países tendrán problemas de escasez, por lo que se hace necesario que modernicen sus procesos de riego en la agricultura.

El agua es vital, porque es un refresco natural y nos da energía y ánimo. Además de todo lo que ayuda en sus diversos usos, cuenta con muchas propiedades beneficiosas para la salud, cuando es bebida. A diario nuestro cuerpo realiza muchos procesos, tanto internos como externos, donde gasta energía y además pierde agua. La piel tiende a resecarse, disminuye la humedad del cuerpo, por eso el agua sirve para volver al organismo a su estado de normalidad. Además hay que recordar, que el cuerpo humano está constituido en un 60% de agua, y es el elemento ideal para el transporte de sustancias, como para los procesos digestivos, de absorción y eliminación de desechos.

Si se toma la cantidad necesaria (6 a 9 vasos es lo recomendable), los diversos órganos internos (hígado, riñones) funcionarán mejor la igual que los sistemas digestivo e inmunológico. También ayuda a lubricar las articulaciones y mejorar la resistencia de los ligamentos. El agua es un protector natural, que controla la temperatura y mantiene los niveles adecuados de acidez, además de retardar los procesos del envejecimiento. El consumo equilibrado de agua, puede ayudar a mantener en mejor estado, las uñas, la piel y el pelo, que lo regenera en sus células, por los minerales y el oxígeno que tiene, entre otras propiedades.

Ver También

Taller de Habilidades Parentales

Todo un éxito resultó el Taller de Habilidades Parentales dictado por la OPD (Oficina de …