Inicio / 2014 / Raw Food, una tendencia alimenticia

Raw Food, una tendencia alimenticia

El Raw Food (raw:cruda y food: comida) es una tendencia que se basa en mantener una dieta con alimentos crudos, sin cocinarlos. Por lo general se consumen productos orgánicos que no han sido procesados y estos conforman un gran porcentaje o la totalidad de la alimentación de sus seguidores. Según el estilo de vida de cada persona que consume comida cruda, las dietas pueden tener frutos secos, frutas crudas, huevos, semillas, pescado, lácteos no pasteurizados (leche fresca, queso fresco, etc.) y carne como el carpaccio. Los “crudistas” como se les llama a los que siguen el Raw Food, plantean que mientras más cruda sea la dieta, mejor será para la salud.

El crudismo y sus creencias

La mayor parte de los productos que consumen los crudistas son fáciles de preparar. Entre estos están las ensaladas frutas, nueces, carnes y lácteos. Sin embargo, hay otros que necesitan tener una planificación especial para que puedan ser consumidos por ellos. Por ejemplo, los cereales y las legumbres necesitan de un proceso de germinación o de un remojo durante la noche antes de su consumo. Pero en la dieta cruda, también se preparan comidas más elaboradas, donde se ocupan procesadoras de comida, batidoras, licuadoras y otros aparatos.

Los seguidores más fieles del crudismo, creen que el consumir los alimentos sin cocinarlos, trae importantes beneficios, y que siempre debiera comerse todo sin cocimiento. Plantean que los alimentos crudos tienen bacterias y otros microorganismos importantes para aumentar nuestra flora intestinal y así mejorar el sistema inmune. Afirman que los productos crudos tienen un contenido nutricional mayor, lo que sirve para reducir peso. Además la comida procesada tienen muchas veces toxinas y conservantes o colorantes que no son aceptados por los crudistas.

Los alimentos crudos tienen enzimas digestivas que sirven para mejorar la digestión, lo que mejora las enzimas del cuerpo y así el metabolismo funciona correctamente. Así plantean que no deben cocinarse más allá de los 40 a 40 grados centígrados, pues esto eliminar las enzimas. Los crudistas sólo usan el calor por medio de la deshidratación de ciertos alimentos en hornos a 37º bajo el sol. Si se consumen los alimentos sin las enzimas, la digestión se tornará compleja lo que puede intoxicar al cuerpo, generar obesidad y enfermedades crónicas. No comen alimentos cocinados, pues pueden producir acidez. Las frutas y hortalizas son ricas en antioxidantes, por lo que los crudistas señalan que hay que comerlos crudos siempre, pues retrasan el envejecimiento.

Cuidado con comer todo crudo

Es verdad que muchas propiedades y nutrientes de los alimentos se pierden cuando se cocinan, pero muchas veces son riesgos que se deben correr. Muchos de estos le pueden hacer mal al cuerpo si se consumen crudos, además de que hay bacterias y virus que conviven en estos, y al cocinarlos, se pueden eliminar. Es por esto que hay que tener cuidado y averiguar qué productos si se pueden consumir crudos, como la mayoría de las frutas y cuáles no. Es bueno hacerse asesorar por gente especialistas e informarse.

Ver También

Taller de Habilidades Parentales

Todo un éxito resultó el Taller de Habilidades Parentales dictado por la OPD (Oficina de …