jueves , julio 2 2020
Nuevo
Inicio / 2014 / Las propiedades de los Cereales Integrales

Las propiedades de los Cereales Integrales

Los cereales han sido desde hace siglos, alimentos muy importantes para la humanidad. Estos entregan muchos nutrientes vitales y han sido parte de la dieta de distintas culturas en el mundo. Se asocian al origen de la civilización, ya que cuando se aprendió a cultivarlos, el hombre dejó de ser nómade y se estableció de forma sedentaria. Pasaron a ser productos de primera necesidad. Hoy en día siguen siendo igual de importantes y son un alimento esencial por ejemplo, en el desayuno de millones de personas. El cereal es un alimento básico en la nutrición a nivel mundial y es la principal reserva energética.

Los cereales forman parte de la familia de las gramíneas, tienen fibra, proteínas, minerales y son ricos en hidratos de carbono, almidón, además de contar con una cantidad menor de vitamina B, E y otros nutrientes. El costo no es tanto en términos monetarios y tiene grandes propiedades. Uno de sus mejores características, es su capacidad para saciar el apetito. En cada zona geográfica del mundo existen predominio de algunos cultivos. Por ejemplo, en Asia, el cereal más abundante es el arroz, o en Europa, el trigo.

El cereal integral

Los cereales integrales son los que mantienen su corteza con todas las capas, a excepción de la más externa. También se les denomina completos o enteros y poseen más vitaminas, minerales y fibras vegetales. Si se les quita una o más cubiertas, se convierten en cereales refinados. Una vez hecho este proceso, se la agregan los nutrientes perdidos, pero no alcanza a lograr el nivel nutricional que tenía antes. El cereal integral tiene entonces grandes propiedades y la mayoría de los cereales tienen un valor nutritivo parecido.

Sobre las proteínas, el cereal integral tiene en su composición entre un 6 a un 15%, donde el gluten es la principal. Por lo general, tienen una escasa proporción de aminoácidos esenciales. Por esto son consideradas proteínas de calidad biológica moderada. Para tener una dieta equilibrada en proteínas, se puede comer carne. De allí se obtienen proteínas animales. En relación a la fibra del cereal integral, esta sirve para disminuir peso, es por esto que se recomienda en dietas relacionadas (tiene pocas calorías y produce saciedad aumentando el volumen del contenido intestinal).

Es también digestivo y bueno para el corazón, según algunas investigaciones recientes, que plantean que las personas que se alimentan en base a cereal integral en una dieta baja en grasas, tienen un corazón más sano. También es óptimo para los diabéticos, ya que estabiliza los niveles de glicemia. Su contenido graso es mínimo y la avena o el maíz son los que más tienen (el primero un 7 y el segundo, un 4%). Los hidratos de carbono son constituyentes importantes en los cereales integrales. Son la principal fuente energética para el organismo. Los carbohidratos del cereal son metabolizados por el hígado y convertidos en glucosa la que se transporta por el cuerpo como energía. No es energía rápida como la que produce el azúcar. Esta se almacena en el hígado y se va liberando en la medida que el cuerpo la necesita.

Vitaminas y minerales

Los cereales integrales tienen distintos tipos de vitaminas y minerales. En relación a los primeros, estos tienen todas las vitaminas del complejo vitamínico B para que trabaje bien el sistema nervioso. De estas, se destaca la B2, que es importante para el crecimiento, reproducción y el buen estado de uñas, piel, cabello, y otras zonas. Esta lucha contra la fatiga ocular y transforma los alimentos en energía, favoreciendo la absorción de grasas, proteínas y carbohidratos. Se puede encontrar en carne, leche, pescado, verduras de hoja verde o pan integral. Su ausencia puede provocar trastornos al hígado, úlceras en la boca, anemia o dermatitis.

Otra vitamina presente es la B12, que es la única que no está en frutas ni vegetales. Su principal función es regenerar glóbulos rojos y la médula ósea. También interviene en el metabolismo del sistema nervioso y ayuda a mejorar la memoria y la concentración mental. Se encuentra en pollo, carnes, huevo, pescado y lácteos. Si esta, puede surgir pérdida de memoria, depresión o anemia. Sobre sus minerales, los más presentes son el fósforo, el hierro y el zinc. El fósforo sirve para mantener y formar huesos o dientes, participa en la formación de tejidos musculares y en el metabolismo de las células. El hierro se necesita para producir sangre y el zinc es útil para el apetito, la cicatrización, entre otras funciones.

Ver También

Comunicado a nuestra comunidad Ruberiana

  Estimada Comunidad Educativa: Saludamos a cada apoderado, apoderada, estudiantes y familias de nuestro colegio …