sábado , noviembre 26 2022

Las virtudes de las Lentejas

La lenteja es una legumbre muy consumida por las familias. Es un alimento fundamental para tener una dieta equilibrada y se puede preparar de distintas maneras. Esta pertenece a la familia de las fabaceae o papilonaceae. La lenteja se cultiva hace unos 8 mil a 9 mil años, lo que hace que sea uno de los cultivos más antiguos. Tiene como origen Irak, y desde ese país se extendió a Grecia y otros países europeos. Más tarde arribó a América. La lenteja tiene varias propiedades beneficiosas para el organismo y es por eso que es una de las legumbres más recomendadas de consumir.

Nutrientes

Las lentejas son ricas en muchos nutrientes. En su composición cuenta con los minerales: hierro, cobre, fósforo, zinc, magnesio y selenio. El selenio es un antioxidante muy potente. Sobre sus hidratos de carbono, el que más abunda en las lentejas, es el almidón. La lenteja tiene cerca de un 65% por cada cien gramos. En relación a su aporte vitamínico, posee mucha cantidad de las del complejo B, como la B1, B3 y B6. Las fibras solubles componen un cuarto de la lenteja, es decir un 25%, que funciona como reductor del colesterol.

Las lentejas tienen muchas proteínas, entre un 25 a 30% de su composición, esto las hace un buen alimento para vegetarianos y veganos. Las proteínas junto a sus ácidos nucleicos se considera como un retardador del envejecimiento celular. Otros de sus compuestos son el ácido fólico y el triptófano, un aminoácido esencial para el organismo. Un dato interesante es que contiene metionina, un aminoácido esencial. Aunque esté en poca cantidad, si se combina con arroz se transforma en proteína de alto valor biológico.

Las lentejas y su efecto en la diabetes

Una característica importante de las legumbres, es que cuentan con la capacidad de dispersar glucosa de manera gradual en la sangre. Esto ocurre por la metabolización de los hidratos de carbono. Cuando se consumen lentejas, la glucosa se va adhiriendo a la sangre de a poco, lo que proporciona un control adecuado del azúcar en el torrente sanguíneo. Este control permite que el cuerpo se sienta bien durante mucho tiempo. Otros alimentos generan incrementos bruscos de azúcar, obligando al organismo a quemar mucha cantidad en lapsos cortos de tiempo. En cambio las legumbres al mantener niveles estables de azúcar, hacen que estemos más satisfechos, durante más tiempo.

A los diabéticos les permite mantener ciertos niveles adecuados de azúcar en la sangre. De esta forma no requieren de tanta insulina y pueden dejar de ser tan dependientes de esta. Pero por otro lado, algunos creen que no deben abusar del consumo de las lentejas, puesto que cuentan con muchos carbohidratos, en un 55%. Hay que entender que estos niveles son cuando están crudas, porque al cocerse desciende la cantidad a 23%, una cifra cercana a varias frutas. Si no se está seguro de comerlas, se pueden mezclar con verduras que reducen el contenido de hidratos de carbono. Sobre el azúcar, es un compuesto relevante para los nervios y el cerebro, lo que lo hace útil para personas que realizan tareas intelectuales como estudiantes y trabajadores.

Otros beneficios

Las lentejas son un alimento ideal para la alimentación de niños, pues les proporciona energía suficiente para sus actividades. Esto también sirve para gente que realiza mucho ejercicio. La fibra aporta cerca de un 12% de la que se necesita regularmente. Esto mejora la digestión, pero si se cocinan solas o con verduras. La lenteja contiene bastante hierro, lo que previene algunas enfermedades como la anemia o infecciones vaginales. El hierro que posee también ayuda a mujeres que tengan menstruaciones muy abundantes (las mujeres con bajos niveles tienen más probabilidades de sufrir este problema) o gente con hemorragias nasales.

Para depresiones o síntomas de mal humor, ayuda gracias a un compuesto llamado folato que el organismo transforma en ácido fólico. En el ámbito sexual, se plantea que mejora la producción de esperma y permite un control hormonal, debido al zinc. Sobre el sistema nervioso, apoyan el buen funcionamiento de este, gracias a las vitaminas del grupo B. Sobre la obesidad, también cumple un rol importante. A pesar de que muchos no la recomiendan por su alto poder calórico, esta contiene poca grasa y los carbohidratos (son la fuente calórica), producen mucha saciedad, lo que evita el hambre por mucho tiempo. También es rica en potasio, que ayuda a eliminar agua del cuerpo, neutralizando la retención de líquidos.

Ver También

Aniversario 2022

Celebramos con alegría y entusiasmo los 41 años de vida de nuestro querido colegio, en …